Saltar al contenido principal

Nuestras propuestas para las ciudades inteligentes

6 minutes read

Las ciudades evolucionan constantemente. Y cada vez son más las personas que viven en una: el 55% de la población mundial para ser exactos, una cifra récord. Cada ciudad tiene unas características e infraestructuras propias, y eso se traduce en unas oportunidades y desafíos específicos para los responsables municipales a la hora de diseñar las metrópolis del futuro. La planificación y el uso creativo de la tecnología son dos ingredientes imprescindibles para un buen funcionamiento de las infraestructuras y los servicios en estos entornos urbanos. Y ante el rápido crecimiento de la población, con unas expectativas y demandas cada vez más altas, solo las soluciones más eficientes y escalables están a la altura del desafío.

Una ciudad más eficiente es una ciudad inteligente. Y, para conseguirlo, es mucho más importante cómo se implementa una solución que las mejores especificaciones técnicas. Las ciudades inteligentes solucionan problemas y mejoran la calidad de vida, pero no solo gracias al uso de las tecnologías más avanzadas. De hecho, una de las claves es encontrar la fórmula para optimizar las infraestructuras y los recursos disponibles.

Mucho más que una cámara de vídeo

Las cámaras de red son una pieza clave en muchas de las soluciones utilizadas hoy en las ciudades. Aunque las asociamos automáticamente a la videovigilancia, las cámaras de Axis han evolucionado mucho y se han convertido en sensores IoT inteligentes. La integración del procesamiento en el extremo y la analítica con aprendizaje profundo en nuestras cámaras ha abierto nuevas posibilidades para las autoridades, que ahora pueden acceder más fácilmente a los datos de las escenas, la analítica e incluso usar opciones de detección de eventos y automatización, además de seguir disfrutando de una videovigilancia de primer nivel. 

Estas cámaras, ahora convertidas en sensores IoT inteligentes, pueden utilizarse para contar, detectar, medir e interpretar eventos. En muchos casos, solo la analítica o los metadatos salen de la cámara, lo que permite usar mucho menos ancho de banda y almacenamiento que al enviar las grabaciones sin procesar. Con la configuración adecuada, pueden enviarse determinados grupos de datos a departamentos concretos, de modo que un único sensor proporciona la información necesaria para tomar diferentes tipos de decisiones. Por ejemplo, una única cámara puede servir para reforzar la vigilancia, medir el flujo del tráfico, avisar a los cuerpos policiales, controlar la afluencia de personas e identificar problemas en las vías como baches. 

Y no estamos hablando de la teoría: son muchas las soluciones que ya se utilizan para la gestión de grandes concentraciones de personas. Por ejemplo, las cámaras Axis se usan para analizar el movimiento de las personas en una ciudad, controlando al mismo tiempo la cantidad de ciudadanos concentrados y su densidad, además de la dirección de sus desplazamientos. Esta información es absolutamente imprescindible para los responsables públicos al organizar citas como fiestas, peregrinajes o actos al aire libre, así como también al diseñar estrategias para dar respuesta a situaciones de emergencia. 

Cámaras para la seguridad pública

En el ámbito de la seguridad pública, las cámaras pueden utilizarse con muchas finalidades distintas. Algunas de las más habituales serían las investigaciones criminales, la gestión de multitudes y el mantenimiento del orden público. Sin embargo, la más común es la disuasión. Las estadísticas revelan que la simple presencia de cámaras de seguridad es suficiente en muchos casos para evitar que se cometan delitos. 

Aunque prevenir es siempre mejor que curar, la disuasión no siempre es efectiva. Y, cuando eso ocurre, las opciones avanzadas de búsqueda forense permiten a la policía mejorar sus investigaciones. Con las soluciones de Axis y sus socios, se pueden realizar búsquedas avanzadas de pruebas en cuestión de minutos, analizando con precisión horas de vídeos grabados por diferentes cámaras. Además, los equipos de seguridad pueden entrenar nuestras cámaras para que entiendan qué puede interpretarse como un comportamiento normal y, por eliminación, anormal. Estos datos se muestran en paneles que ofrecen la posibilidad de generar alertas predefinidas para los responsables o los equipos de repuesta ante incidentes. Por ejemplo, para detectar tráfico de drogas.

Desplazamientos más fluidos: movilidad urbana

El área de movilidad urbana es la que ha registrado un mayor incremento en el uso de las soluciones de vídeo. Y no es extraño: con el crecimiento de la población, aumenta también la presión sobre el tráfico y los servicios de movilidad. Nuestras soluciones dan respuesta a diferentes necesidades en este ámbito, desde la gestión, el flujo y la eficiencia del tráfico hasta la creación de estadísticas. 

La clasificación y la medición del tráfico y los desplazamientos urbanos con las cámaras permiten a los máximos responsables de la ciudad y del tráfico trabajar de forma más eficiente y tomar decisiones basadas en hechos. Además, los datos generados por la cámara pueden utilizarse también para optimizar procesos automáticos como la gestión de los semáforos. Cuando las cámaras proporcionan información en tiempo real a la persona que controla el tráfico, es más fácil mejorar el ciclo de rojo-verde y optimizar el flujo del tráfico.

Otra aplicación, con unos resultados inmediatos, es la supervisión de las infracciones de tráfico, como no respetar semáforos en rojo, infracciones en vías de un sentido, acceso sin autorización a zonas de bajas emisiones (ZBE) y exceso de velocidad. 

Con el crecimiento de la población urbana, llegará también inevitablemente un aumento de la cantidad de vehículos en las carreteras. Uno de los servicios donde más se nota el incremento de la demanda es en los aparcamientos. Las cámaras pueden utilizarse para detectar los espacios libres en las zonas de parking. Y esta información puede enviarse a paneles digitales o aplicaciones de navegación para ganar tiempo y reducir la presión sobre el tráfico. Además, las cámaras pueden servir también para gestionar el acceso y el pago en las zonas de aparcamiento, lo que permite agilizar el flujo de tráfico y liberar más rápido las plazas de parking.

Control ambiental en todos los rincones de la ciudad 

Otra de las grandes prioridades es supervisar los cambios ambientales. El crecimiento de la población obliga a redoblar los esfuerzos para garantizar unas condiciones ambientales óptimas y proteger la salud pública. Para luchar contra la contaminación, los responsables de esta área pueden recibir alertas cuando se registran cambios en los niveles de contaminación —ya sea acústica, lumínica, del aire o por residuos— usando sensores de supervisión específicos. 

El Espacio Económico Europeo (EEE) calcula que la exposición prolongada a niveles de ruido por encima de los 55 decibelios es una de las causas de cerca de 50.000 ataques al corazón cada año en Europa. Usando mapas de calor y herramientas de movilidad urbana, los operadores pueden desviar el tráfico a zonas con menos ruido. Combinando micrófonos avanzados, sensores acústicos, analítica con IA y cámaras de vídeo, es fácil controlar el nivel de ruido y la fuente, que luego puede verificarse con grabaciones de vídeo si es necesario. Estos datos ayudan a los operadores a concienciar a los ciudadanos sobre los problemas y también a desarrollar estrategias globales para reducir los niveles de ruido excesivos.

Las inundaciones son una de las principales amenazas a las que se enfrentan las ciudades. Los ayuntamientos pueden implementar sistemas de detección precoz y alerta utilizando cámaras Axis y analítica de nuestros socios. Si el sistema determina que se ha superado un umbral, los responsables reciben un aviso para actuar de inmediato, por ejemplo, evacuando las zonas afectadas y desviando el tráfico. Además, pueden utilizarse los datos recopilados durante largos periodos de tiempo para crear planes de actuación en caso de inundaciones tanto a nivel macro (en el conjunto de la ciudad) como micro (para proyectos de urbanización concretos).

Nueva formación en la Axis Academy

La tecnología de Axis se utiliza ya en muchas ciudades. Y los ejemplos que hemos incluido en este artículo son solo la punta del iceberg. Por este motivo, hemos creado una nueva formación en la Axis Academy que recopila nuestra experiencia en más de 6.000 proyectos de ciudades inteligentes. En este curso encontrará más ejemplos de cómo usar la tecnología abierta de Axis en soluciones con una excelente rentabilidad. 

Más información sobre el curso en la Axis Academy
Maria Prieto
 - 
Contacto de prensa
Channel Marketing Specialist, Axis Communications
Teléfono: +34 618 549 369
|
Maria Prieto
To top